PUBLICIDAD 728x90_Combinados_Cuba: Habana y Varadero

Tú que lees ya habrás escuchado decir que Cuba es, de punta a cabo, un eterno verano… De veras, casi siempre es así; pero de vez en vez las estaciones aparecen con su perfecta carga de brillantes colores. Viajar a Cuba en otoño, es como descubrir un país diferente. ¿No me crees? Pues ven, compruébalo tú mismo.

Con la llegada del otoño puedes descubrir la increíble oferta de actividades al aire libre que te ofrece Cuba: excursiones urbanas, senderismo, turismo de naturaleza… Puedes practicarlas en otoño cuando las temperaturas son agradables. Sin duda alguna, este es el mejor momento para descubrir Cuba de otra manera que tomando sol en una playa.

Senderos en Cuba son los que sobran: a tus pies se pone La Sierra del Rosario cerca de Pinar del Rio y el Escambray o Macizo de Guamuhaya, con sus saltos de agua y pobladores serviciales, situado entre las provincias de Sancti Spiritu, Villa Clara y Cienfuegos en el centro de Cuba. Si estás de visita en la parte este de la isla, podrás subir la conocida Loma de la Cruz en Holguín y, no te preocupes, llegarás a tiempo para participar en la conocida tradición que consiste en darle cerveza al Burro de Mayabe. ¡Le encanta!

En Pinar del Río, mi tierra amada, podrás adentrarte en el misterioso mundo del habano, conocer Viñales y mezclarte con las personas más nobles de Cuba.

Con el asombro el recipiente cayó a tierra y se rompió. Lo que aconteció entonces, fue un milagro…

En Cienfuegos te deleitarás con excitantes paseos a caballo por la finca El Palmito, o te extasiarás con la Laguna de Guanaroca y su mítica leyenda que cuenta la historia de una india del mismo nombre que descubrió a su hijo muerto dentro de un güiro, una especie de recipiente hecho de corteza vegetal. Con el asombro el recipiente cayó a tierra y se rompió. Lo que aconteció entonces, fue un milagro: del güiro salieron peces que formaron los ríos que bañan el territorio de Jagua, la más grande de las tortugas se convirtió en la península de Majagua y las demás, en los cayos que hoy pueblan la bahía de Cienfuegos. Interesante ¿No?

Descubre la aventura del otoño en el este de Cuba

destinocubamag-comandancia-de-la-plata
Tampoco te faltará adrenalina mientras te enroles, al menos un día, en un safari único hacia la Comandancia de La Plata, en medio de las montañas santiagueras…©breathewithus.com

¿Eres una aventurera empedernida? Perfecto, porque la naturaleza exuberante de Cuba apenas te dejará tiempo para descansar. Tampoco te faltará adrenalina mientras te enroles, al menos un día, en un safari único hacia la Comandancia de La Plata, en medio de las montañas santiagueras… O explores La Gran Piedra o el Parque Baconao, en Santiago de Cuba, la tierra del fuego (cuando estés allí, no te vayas sin probar la comida de La Casa de Pedro El Cojo, un restaurante típico muy conocido entre los locales y viajeros).

En Santiago, a un costado del Parque Céspedes, podrás hospedarte en el Casa Granda, un hotel lleno de historia y con los mejores precios de la ciudad.

Y como si no fuese suficiente felicidad te espera el Pico Real del Turquino. Con sus 1 974 metros de altura es el punto más elevado de la geografía cubana.

Si quieres contemplar el exuberante paisaje donde abundan helechos, orquídeas y una gran variedad de hermosas aves endémicas de Cuba, lo puedes escalar saliendo del lugar llamado La Sierrita de Nagua en la ciudad de Bartolomé Masó en  Granma.

Este puede ser el mejor trayecto si lo que buscas es doparte de adrenalina.

Una vía más abrupta y arriesgada es por la parte de Santiago de Cuba, saliendo de La Mula. Como quien dice arriesgado también dice emociones, este puede ser el mejor trayecto si lo que buscas es doparte de adrenalina. Por esta región el camino es más empinado (si te coge la noche, no te preocupes, en el kilómetro 8 hay un campamento rústico donde puedes quedarte a dormir).

En casi todas las provincias del país tienes a tu disposición estancias y visitas a Áreas Naturales Protegidas, Parques Nacionales, criaderos o reservorios de animales exóticos, observación de aves, cabalgatas, excursiones en embarcaciones a cayos protegidos, actividades de buceo contemplativo, snorkeling y la pesca deportiva… ¡Ah! Te comento estas actividades solo para que te lleves una idea, porque podrás encontrar muchas más. Infórmate en la oficina de excursiones de tu hotel o con los dueños de la casa particular donde te hospedas.

A estas alturas, ya te habrás convencido de que viajar a Cuba en otoño es de las mejores elecciones que hayas hecho en tu vida. Cuéntame en los comentarios… y ya te llegarán desde aquí otras invitaciones.

Comentarios de viajeros