6 selfies que debes tomarte en La Habana

Si estás en La Habana y buscas un selfie diferente, original y entretenido, no hay forma de que pases por alto nuestras propuestas. Verás que los resultados serán indiscutibles.

316
PUBLICIDAD 728x90_Combinados_Cuba: Habana y Varadero
Por supuesto que los selfies están de moda. No hay nada mejor que tomar el teléfono inteligente y hacernos nuestra propia fotografía para que todos sepan dónde estamos y cuánto disfrutamos del momento… y esto te lo comento sin ánimos narcisistas ni de darle envidia a nadie…

¿Sabes qué me encantan? ¡Los palos para selfies! Seguro que también están hechos para ti, pues te permiten mostrar con más detalles el lugar en el que has decidido fotografiarte. Pero cuando vengas a La Habana, ¿dónde tomarte los mejores selfies? Una vez más, Destino Cuba te brinda consejos imprescindibles para que captes un pequeño intervalo de tiempo y se vuelva, sencillamente, único. Aquí te van los 6 selfies que no puedes dejar de tomarte cuando visites La Habana.

 

El selfie clásico

Mejor comienzo que lo clásico, no hay… y no hay nada más clásico en La Habana que sus automóviles (no en vano esta ciudad es el delirio de cualquier coleccionista de autos).

Vehículos de los años 40 y 50 se pasean por buena parte de esta urbe, sobre todo a la entrada de su Centro Histórico y lo más increíble es que muchos de ellos parecen acabados de comprar, como si el tiempo no los tomara en cuenta. Como lo han hecho las estrellas de la moda recientemente, hacerte un selfie montado en un almendrón,  mientras recorres la capital es un sello por excelencia de que has estado en Cuba.

 

El selfie original

Todos los habaneros lo conocen, y tomarse un selfie con él será el toque de originalidad que tus fotos estaban buscando. Por supuesto, es la estatua del Caballero de París, situada en las afueras del Convento de San Francisco de Asís.

Esculpida al más mínimo detalle por el artista cubano José Villa, la figura resulta el retrato más vívido de un personaje muy querido que recorriera La Habana a mediados del siglo pasado. Sobre él se han tejido muchas leyendas que captan cada vez más la curiosidad de los visitantes, ¿te animas a investigarlas?

 

El selfie del tesoro

Poco menos de ocho años han transcurrido desde su construcción y el edificio de la Iglesia Ortodoxa Rusa en La Habana se ha convertido en un sitio para no dejar de colocar en uno de nuestros selfies. La razón radica en dos de sus seis cúpulas, la mayor y la menor, cubiertas completamente por láminas doradas.

Todas sus torres están coronadas por una cruz de oro sólido y resalta notablemente la majestuosidad de la edificación, al punto que se considera la segunda en tamaño construida fuera de territorio ruso… ¡es como hacerte una foto frente a un cofre del tesoro!

 

El selfie refrescante

¿Calor? Pues tomémonos una bebida refrescante en El Floridita y, de paso, hagámonos un selfie aquí, en la Cuna del Daiquirí. En una de las esquinas de la barra de este bar está permanentemente uno de sus clientes más asiduos y famosos: Ernest Hemingway.

Esta estatua –también de José Villa– recuerda al famoso escritor estadounidense en este lugar, considerado uno de los siete bares más famosos del mundo. Ha sido visitado por innumerables personalidades como Giorgio Armani, Paco Rabanne, Ava Gardner, Joaquín Sabina y Kate Moss, ¿es o no un lugar para inmortalizar en fotos?

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

 

Llegado el mediodía, viene con él la oportunidad para tomar un selfie que no harás en ninguna otra parte del mundo. Lo único que tienes que hacer es agarrar tu móvil y dirigirte a las calles Mercaderes u Obispo.

A esa hora, un grupo de bailarines callejeros desandan estas vías habaneras tocando música cubana. Lo distintivo es que lo hacen subido en zancos, y sin parar ni un solo minuto.

 

El selfie del Paseo

Y la última de nuestras propuestas es un paseo. Sí, es el mismísimo Paseo del Prado habanero, donde hace unos meses la casa francesa de moda Chanel presentara su más reciente colección Crucero Cuba 2017, una mezcla auténtica de glamour y tradición cubana.

Une photo publiée par @osunandrea le

Céntrico y sombreado, son impresionantes sus colosales estatuas de leones en cada intersección. Dato curioso: fueron realizadas a finales de los años 20 con el bronce de los cañones coloniales ya obsoletos. Sin duda, en ella encontrarás, además de un motivo más para fotografiarte, un símbolo singular de la capital cubana.

Ya sabes: si estás en La Habana y buscas un selfie diferente, original y entretenido, no hay forma de que pases por alto nuestras propuestas. Verás que los resultados serán indiscutibles. ¿Aun te falta inspiración? Descubre nuestra galería de los mejores selfies cubanos.

¿Te han gustado estas propuestas? ¡Déjanos saber lo que piensas!

Comentarios de viajeros