PUBLICIDAD 728x90_Combinados_Cuba: Habana y Varadero

 

Las maravillas de La Habana no son secreto para nadie. Sin embargo, muy pocos saben cómo disfrutarlas al máximo. Cuando decidas visitar La Habana, te sorprenderás con los numerosos lugares por donde pasear, pero ¡ojo! deberás mirar con atención para percatarte de innumerables y pequeños placeres que harán de tu estancia un momento inolvidable, amarrándote por siempre a esta encantadora ciudad.

Por suerte para ti, te comentaré algunas en este artículo. ¡Mira estas 5 cosas divertidas que solo podrás hacer en La Habana!

Bailar una buena rumba fina de solar

destinocubamag-rumba-en-el-callejon-de-hamel
Todos los fines de semana se organiza una peña musical y bailable donde quienes pasan quedan prendidos. ©Mareva Tours / YouTube

El Callejón de Hamel es el lugar ideal para mover tus caderas, solo llégate a Centro Habana y busca las calles San Lázaro y Hospital. Todos los fines de semana se organiza una peña musical y bailable donde quienes pasan quedan prendidos (incluso aquellos con dos pies izquierdos no resisten la tentación de tirar un pasillo).

¡Ah! Una sugerencia: no te preocupes por la seguridad y dale rienda suelta a tus pies, pues los vecinos son muy amistosos y cuidan con celo su espacio.

Viajar en los taxis más originales del Caribe

Te fascinará recorrer la zona antigua de La Habana y si eres de quienes no les gusta caminar mucho, tu mejor opción son los bicitaxis, esos triciclos con capacidad para dos personas e ideales para descubrir los intrincadas callejuelas de La Habana.

Montada en un bicitaxi podrás tomar cuantas fotos quieras, son muy cómodos (aunque no muy rápidos, eso te lo puedo asegurar), y te permiten disfrutar de cada detalle de la ciudad. Es como caminar… pero sentado.

5 maneras simples de visitar y descubrir la auténtica Cuba

Ahora, si vas con tu pareja o una amiga por el Malecón, la Avenida del Puerto o el Paseo del Prado, te recomiendo montar en los cocotaxis. Estos curiosos triciclos motorizados resaltan por su diseño, en forma de coco… Nada que estar en La Habana y no pasear en un cocotaxi, es casi un pecado.

Disfrutar de un auténtico habano de Cuba

¿Quién dice que todo humo es dañino? Pues en La Habana tendrás la oportunidad de degustar los habanos que, modestia aparte, son los mejores del mundo. Los habanos cubanos son un placer inigualable e imperdible y para degustarlos te propongo la Fábrica Partagás (Calle Industria 520, Centro Habana), la mejor de su tipo en Cuba.

Está súper céntrica: a un costado del Capitolio. Aquí verás a los torcedores haciendo el habano a mano, a los lectores de tabaquería (tradición vigente desde hace más de siglo y medio). También probarás algunos de los más de 20 modelos de Habanos de calidad superior hechos en esta fábrica, un verdadero lujo para cualquier connaisseur e incluso aquellos que se adentran en los secretos de este exclusivo placer, porque disfrutar de un autentico Habano de Cuba, mi niña, no tiene precio.

Rodearte de arte cubano

Imagínate un sitio donde puedas disfrutar de una obra de teatro, una exposición de artes plásticas o de fotografía, un concierto o un desfile de modas, todo eso sin trasladarte de un centro nocturno a otro…

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Visita la Fábrica de Arte Cubano para esta experiencia, única en su tipo. Allí podrás disfrutar en compañía de amigos y, si vas sola… ¡no importa! Es el sitio ideal para hacer nuevas amistades: buen ambiente, música variada y espacios para todos los gustos.

Caminar entre las aguas  

Sí, estás leyendo bien, caminar sobre las aguas es posible en esta Ciudad Maravilla. Llégate al Paseo de la Alameda de Paula, al borde de la bahía habanera, donde a pocos metros de la Casa de la Cerveza está el Paseo Marítimo. Es por esta singular plataforma que podrás caminar sobre las aguas … incluso sentirás el vaivén de las olas a cada paso.

¿Te quedaste con ganas de seguir paseando por el mar? Tranquila. Cuando salgas del paseo marítimo sigue caminando y encontrarás el puerto de donde sale la centenaria Lanchita de Regla.

Panoramio
Muelle de Regla. ©Panoramio

Al montar en esta rústica embarcación tienes dos opciones: viajar hasta el pesquero poblado de Casablanca y visitar el conocido Cristo de La Habana, visible casi desde cualquier punto de la Avenida del Puerto o navegar hasta Regla, donde sentirás un ambiente colonial pues es como si la ciudad estuviera detenida en el tiempo. Aunque esta es una sensación única yo prefiero hacerme un selfie con el Cristo, ¿solo hay tres en el mundo, no?

¿Qué estás esperando? Prepara tu equipaje y llégate a La Habana para que, junto a estos que te he comentado, también visites los lugares que están ahora mismo a la moda. Pasa estos momentos únicos e irrepetibles aquí, en esta Ciudad Maravilla. ¡No lo pienses más! Dime, ¿cuándo es tu viaje?

Comentarios de viajeros