7 palacios habaneros donde te gustaría vivir

Estás a punto de descubrir la arquitectura de la antigua Habana, ciudad tan cosmopolita como New York o París, con palacetes tan lujosos que dan ganas de pertenecer a esa época y relajarse en los amplios y gloriosos salones.

337
©Meliá Cuba
PUBLICIDAD 728x90_Combinados_Cuba: Habana y Varadero

Tu casa es tu casa, tu pedacito… no la cambiarías por nada en el mundo, está hecha a tu medida ¿no es así? Pues te reto a que, luego de leer este post, sigas pensando de esa manera.

Estás a punto de descubrir la arquitectura de la antigua Habana, ciudad tan cosmopolita como New York o París, con palacetes tan lujosos que dan ganas de pertenecer a esa época y relajarse en los amplios y gloriosos salones.

Las casas de hoy día no se parecen EN NADA a las lujosas mansiones de antaño ¡Esas sí eran dignas de personajes de la realeza! Aquí te presento 7 palacios habaneros que te dejarán con la boca abierta…

El Palacio de los Capitanes Generales

Une photo publiée par David Pahmp (@davpah) le

Es la obra de mayor importancia arquitectónica del estilo barroco en Cuba. Te recomiendo visitar en ella el Salón del Trono (a semejanza del gran salón del Palacio Real de Madrid) y el Salón Blanco, con lujosísimos espejos venecianos que sacarán al Narciso dentro de ti.

Digna de admirar es también la estatua de Cristóbal Colón colocada en el patio de la casona en 1862, la cual exhibe mobiliario de la época, uniformes militares y antiguos carruajes de caballos, además de óleos, dibujos y esculturas procedentes de la colección personal de Emilio Roig de Leuchsenring, primer historiador de la ciudad… ¿te digo más o ya te despertó la curiosidad?

Como dato interesante te comento que este inmueble fue residencia de los capitanes generales españoles, de los gobernadores militares de Estados Unidos y, durante las dos primeras décadas del siglo XX, de los presidentes de la república cubana, así que cuando lo visites estarás recorriendo los mismos espacios que habitaran, en otras épocas, las figuras políticas más importantes.

La Quinta de los Condes de Santovenia

GIUSEPPE  FRANCHI. "PERROS" EN QUINTA DE LOS CONDES DE SANTOVENIA. EL CERRO , LA HABANA FECHADO SIGLO XIX.

Fue construida en el municipio Cerro cuando este tenía solo tres calles y grandes extensiones de tierras despobladas que lo separaban del cuerpo de La Habana. Es una edificación impresionante, de estilo neoclásico y exquisito refinamiento cuya fachada mide nada más y nada menos que 40 metros de largo (diez veces más que las casas modernas de Cuba).

Tiene espacio para respirar” decían los aristócratas de entonces y Joaquín Weiss, arquitecto cubano, la calificó como “un verdadero Trianon… la más sobresaliente de todas, verdadera émula de las villas italianas”. Imagina cuánto prestigio alberga este palacio que sirvió de hospedaje al príncipe Alejo, hijo del zar Alejandro II, además de los reyes de Francia Luis Felipe y Carlos X cuando eran príncipes de la Casa de Orleans. ¡Sorprendente! ¿Verdad?

Hoy todavía existe… y si te digo que hay personas que actualmente viven aquí, ¿me crees? Pues resulta que Los condes de Santovenia la vendieron a los albaceas de Doña Susana Benítez, quienes hicieron del lugar un hogar de ancianos, el cual se mantiene hasta ahora atendido por las Hermanas de la Caridad.

Casa de José Miguel Gómez

Está ubicada en la esquina de Prado y Trocadero, antigua propiedad del Mayor General del Ejército Libertador y segundo Presidente de la República de Cuba, José Miguel Gómez, personaje ligado a la popular frase Tiburón se baña pero salpica… (si quieres que te explique la historia detrás de esta expresión dímelo en los comentarios).

Fue reconstruida en 1915 y posee una torre-mirador con cubierta a cuatro aguas, escalera preciosísima de mármol y amplia terraza con vista al Paseo del Prado. Es, sin dudas, una de las mejores obras de la arquitectura ecléctica de La Habana y actual sede de la Alianza Francesa.

Palacio de Aldama

Si una característica común de estas mansiones es la majestuosidad, el Palacio de Aldama las supera con creces, pues su sola fachada abarca… ¡wait for it!… ¡una cuadra completa!

DestinoCubaMag - palacios habaneros donde te gustaría vivir
Su sola fachada abarca una cuadra completa. ©Panoramio

Pero su construcción no es lo único admirable (aún cuando tenga un impresionante salón comedor diseñado para albergar banquetes de más de cien personas), también lo es su historia, en la cual pareciese existir cierta maldición debido a las peripecias sufridas por los dueños originales y al hecho de que ha cambiado de propietario como tú de camiseta en días de mucho calor. Imagina que fue asaltado por el Cuerpo de Voluntarios españoles, subastado y en peligro de demolición, para finalmente ser declarado Monumento Nacional.

Mansión de la Condesa de Revilla Camargo

En la primera mitad del siglo pasado María Luisa Gómez Mena, Condesa de Revilla Camargo, organizaba deslumbrantes fiestas que atraían a la nobleza europea y la aristocracia cubana a sus majestuosos jardines, con estilo neorococó francés y de preciosísima decoración. Actualmente es sede del Museo Nacional de Artes Decorativas, por lo cual deberías incluir este palacio en tu visita a la isla caribeña.

Residencia del matrimonio Baró-Lasa

Las mansiones habaneras cuentan historias de fortunas y lujos desproporcionados, pero esta alberga amor puro en cada una de sus paredes, pues fue construida especialmente para inmortalizar uno de los romances más recordados por la nobleza habanera de la época.

Muchas leyendas se cuentan alrededor del inmueble, como que fueron traídas arenas del Nilo para su construcción… ¿será cierto?

Casa de la Condesa de la Reunión

Lo más notable de esta mansión, muy cerca de la Plaza de la Catedral, es haber sido inspiración del novelista Alejo Carpentier para su obra El Siglo de las Luces. Es de lo más reconocido de la arquitectura colonial de la isla, con marcada influencia barroca y rasgos neoclásicos. ¡Sin dudas un viaje al pasado!

Havana

 

Existen muchísimos más palacios como estos en los cuales de seguro te encantaría vivir, por ejemplo el de Mateo Pedroso, el Espiscopal de La Habana y el del Marqués de Aguas Claras, además de la Casa de Pérez de La Riva, de los Marqueses de Avilés, de Pablo González de Mendoza, de Bernardo Solis y de Alfredo Hornedo.

¿Sabes dónde están ubicados? ¿Conoces algún otro? Ahora es tu turno de responder si tu casa sigue siendo ideal o la cambiarías por algunas de estas mansiones. Por cierto, ¿tienes idea de lo sucedido con las casonas de extramuros? Esa es otra historia interesante… ¡¡dime si quieres que te la cuente en los comentarios!!

Comentarios de viajeros